Fotografiar en blanco y negro es como volver a la esencia de la fotografía.